No se puede negar un favor…

Ya sabéis que lo mío no es hacer broches, ni muñecas, ni cosas por el estilo. No es lo que más me gusta hacer, y ya que soy «mi propia jefa», pues puedo decidir, jejeje.

Pero mi hermano me pidió un favor cuando nació hace unos meses mi sobrina. Las enfermeras que les atendieron se portaron muy bien con ellos con un pequeño percance que hubo, y querían tener un detalle con ellas. Y según él, tenía que ser de punt a punt!!! ( amor de hermano, que se le va a hacer! ).

Me pidió unos pins de enfermera… Madre mía!!! Pero si eso a mi no me va!!! jajaja . Pero lo preparé con todo mi cariño. Ellos están todos contentos con el resultado y yo, pues… también.

 

broche de miniaturas en fieltro de enfermeras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *