Un País en la Mochila | Punt a punt®

En este post voy a presentarte la nueva colección que estoy preparando para Punt a punt®. Pero no es un post sin más, éste para mi tiene ‘salsa especial‘,  y te voy a contar porqué.

Desde hace 12 años, cuando empecé con mi proyecto de costura e importaba telas, siempre veía un tipo de estampados que nunca fallaba en los catálogos de tejidos. Eran los estampados con referencia a importantes ciudades, presumiendo sus monumentos y estampas de vida, ya fueran iconos del amor, de la arquitectura, de la historia, de la cultura o incluso, de sus planos de transporte metropolitano.

Yo miraba y compraba esas telas admirada. Por un lado, por lo bonitas que eran ellas mismas, y por otro, con un sentimiento de ‘envidia sana’ que me producía ver el amor sin complejos que sienten muchos diseñadores y fabricantes textiles, hasta el punto de presumir de sus ciudades, sus espacios y sus costumbres en un estampado textil.

Durante años importé esas telas con dibujos de diferentes países y ciudades: Paris, Roma, Londres… Y con ellas confeccionaba los diseños de complementos que vosotros me pedíais, desde un neceser hasta un bolso, una funda para ordenador, o un delantal. Y yo pensaba, ¿y una tela de España? Pero no la encontré.

En fin, que esa idea rondaba mi cabeza y asomaba de vez en cuando sin llegar a mucho más. Hasta que llegó la primavera de 2020 y todos sabéis que pasó, ¿verdad? Que nos quedamos todos en casa.

Los que me conocéis sabéis que mi padre, José Roselló, es un artista innato… ¡Un pintor cómo la copa de un pino! Nació un 16 de Junio de 1944 con el arte corriendo por sus venas, y ha sido prácticamente autodidacta. Mi infancia la recuerdo con olor a trementina. Me encantaba sentarme en un taburete junto a él en su ‘cuarto de pintar’, mirando como dibujaba y pintaba a lápiz, carboncillo, sanguina u oleos los retratos que le encargaban. Mientras le observaba, él me hablaba de historias de su infancia y juventud, y me contaba las tramas de los libros que leía. De fondo la banda sonora que nos acompañaba en su tocadiscos: Julio Iglesias, Rocío Jurado, Isabel y Agustín Pantoja, Camilo Sesto, Manolo Escobar, y también Verdi, Mozart, música disco ochentera… Todo un popurrí de estilos y técnicas que me enriquecieron musicalmente también. Pero ese es otro tema, jejeje.

En fin, que cuando llegó el confinamiento y había que entretener la mente, y sobre todo la de las personas más mayores, pensé que era el momento de hacer el estampado con él. La idea que yo tenía era la de recorrer España a través de postales pero de forma continua, sin bajar de la acera. Es decir, como recorrer una única calle donde visitar todos los monumentos a destacar a modo de museo.

Teléfono en mano, y mensajes con fotos de bocetos arriba y abajo, empezamos a dar forma a la idea. Había que decidir que ciudades, monumentos y escenas quería representar.
¡Todas las ciudades no era posible dibujarlas!
Además España es un país con mucha historia, mucho que visitar y muchos monumentos singulares. Pero había que elegir… Así que me quedé con postales de 5 ciudades que representarían a un ‘todo’: Valencia, Madrid, Barcelona, Sevilla y Bilbao.

Para hacer la unión entre todas estas estampas y dibujos decidí hacer una referencia al conocido trencadís, técnica que proviene de la tradición azulejera de la costa mediterránea, y que Antonio Gaudí desarrolló e hizo famosa aplicándola como ornamentación en sus arquitecturas modernistas en los siglos XIX y XX.

Ahora solo quedaba desarrollar y dar vida al conjunto de la idea. Y tras unos meses… Voilá! salió el estampado de esta colección. Pero, ¿Y el nombre? Como la llamaré?
Tras varias vueltas al tema recordé un programa de La2 de TVE que emitieron en los años 90 en el cual, José Antonio Labordeta recorría una zona rural de España para mostrar la realidad cotidiana de sus habitantes, tanto desde un punto de vista cultural, como económico y social. El espacio se acompaña por las propias reflexiones de Labordeta sobre los lugares visitados. Así que decidí que ya no había un nombre mejor para la colección, la llamaría Un País la la mochila.

Y aprovechando que hoy es 19 de Marzo, he decidido publicar este post como felicitación y muestra de cariño a mi padre, que con sus virtudes (y sus defectos) ha sido y es un padre maravilloso. Con él aprendí a desarrollar la expresión artística, con sentimiento. Y me legó también el amor por la lectura, el baile, la música y el mar.

Aquí os dejo los dibujos de las estampas que preparamos para la colección Un país en la mochila. Un rato de lectura en un banco en el centro de Valencia, con sus puestos de flores incluidos. Un café en la Puerta del Sol en Madrid, un recorrido en patinete y bicicleta por Barcelona, un paseo bajo el paraguas con visita al museo Guggenheim de Bilbao. Ah! Y cuando lleguéis a Sevilla, que sepáis que los pasajeros del carruaje son mis padres, jejeje…

valencia 2

valencia 1

sevilla

madrid 2

madrid 1

 

Estampado Un País en la mochila | Punt a punt®

Un país en la mochila - Punt a punt®

 

En breve te enseñaré como está quedando la colección en los complementos habituales que preparo, pero de momento te dejo un adelanto de como ha quedado ya la bolsa , por delante y por detrás 😉

detalle bolso un pais en la mochila puntapunt

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
WhatsApp
1
¡Hola!
Bienvenido a Punt a punt
Hola 👋
¿podemos ayudarte en algo?