Una teja decorada que no tiene precio…

Hoy os voy a enseñar un regalo que aunque ha venido hoy al estudio, es mío desde las pasadas navidades, pero hasta ahora lucía y se exponía en otros sitios, jejeje porque al natural no es para menos.

Se trata de una teja decorada 100% a mano por mi padre, un artista de pies a cabeza. Es la recreación de una tienda con estilo «vintage» de Punt a punt. Lleva tantos detalles que no sé por donde empezar: 32 rosas modeladas a mano, así como un maniquí, unos bolsos, unas camisetas, el empedrado, el farolillo que tiene luz real mediante pilas, el toldo… en fin, una verdadera obra de arte que no tiene precio, al menos para mi .

Fue su regalo como muestra de cariño y apoyo a mi proyecto, Punt a punt.

Gracias Papá por hacerme estos regalos tan especiales… Te quiero.

 

teja decorada personalizada artesanal punt a punt-002

teja decorada personalizada artesanal punt a punt

teja decorada personalizada artesanal punt a punt-003

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *